Trilobites de 490 millones de años podrían resolver un rompecabezas de geografía antigua

Trilobites de 490 millones de años podrían resolver un rompecabezas de geografía antigua

En una parte poco explorada de Tailandia, paleontólogos han descubierto diez nuevas especies de trilobites, criaturas marinas extintas, cuyos fósiles, atrapados entre capas de ceniza petrificada, podrían ser clave para entender la geografía del mundo antiguo. Estos fósiles, datados en el período Cámbrico tardío (hace entre 497 y 485 millones de años), se preservaron en tobas, capas de roca resistentes que contienen cristales de circón. La técnica de radioisótopos permitió fechar tanto los fósiles como las erupciones volcánicas, siendo este un periodo escasamente datado en la historia de la Tierra.

La región de Tailandia, entonces en los márgenes exteriores de Gondwanalandia, un antiguo supercontinente, ahora puede conectarse con partes de Australia y otros lugares donde se han encontrado fósiles similares. Este hallazgo arroja luz sobre el rompecabezas en constante cambio de la geografía antigua y proporciona datos valiosos sobre el cambio evolutivo y las extinciones en la historia de la Tierra.

La princesa real tailandesa Maha Chakri Sirindhorn tiene una especie de trilobites que lleva su nombre, y su estudio ayuda a comprender la conexión temporal entre diferentes especies de trilobites en China y Tailandia. Este descubrimiento, parte de un geoparque de la UNESCO en Ko Tarutao, destaca la importancia de aprender del pasado para enfrentar los desafíos actuales del planeta.


La investigación arroja luz sobre la cronología de la vida en la Tierra y la evolución de las especies en una época críticamente escasa de datos, el Cámbrico tardío. Las tobas preservan fósiles de trilobites, una especie de criatura marina extinta, proporcionando pistas sobre la vida marina y la cadena alimentaria en ese período. La técnica de datación con radioisótopos permite no solo establecer la antigüedad de los fósiles, sino también entender la cronología de las erupciones volcánicas que formaron las tobas.

La región de Tailandia, situada en los márgenes exteriores del antiguo supercontinente Gondwanalandia, se conecta con Australia y China a través de fósiles similares, brindando una visión más completa de la geografía y la evolución en esa época. Este hallazgo contribuye a resolver el rompecabezas en constante cambio de la geografía antigua y proporciona información valiosa sobre el cambio evolutivo y las extinciones en la historia de la Tierra.

La especie de trilobites nombrada en honor a la princesa real tailandesa Maha Chakri Sirindhorn, Tsinania sirindhornae, sirve como un vínculo temporal entre especies encontradas en China y Tailandia, lo que arroja luz sobre la evolución y la conexión entre diferentes regiones geográficas. Este descubrimiento, ubicado en el geoparque de la UNESCO en Ko Tarutao, destaca la importancia de comprender el pasado para abordar los desafíos actuales del planeta y subraya la valiosa información contenida en los fósiles sobre la evolución de la vida en la Tierra.

Más para ti