Las lluvias impredecibles pueden haber ayudado a desestabilizar a las antiguas sociedades mayas

Las lluvias impredecibles pueden haber ayudado a desestabilizar a las antiguas sociedades mayas

El reciente estudio «La disminución de la previsibilidad estacional desestabilizó potencialmente las sociedades mayas del Clásico» sugiere que la menor previsibilidad de las precipitaciones estacionales desempeñó un papel crucial en la desintegración de las sociedades mayas del Clásico hace aproximadamente 1.100 años. Liderado por el arqueólogo Keith Prufer de la Universidad de Nuevo México, el equipo de investigación, en colaboración con el Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, analizó isótopos estables en una estalagmita de una cueva en Belice cercana a un antiguo sitio maya.

Este estudio de 18 años es continuación de investigaciones anteriores sobre el clima pasado en los trópicos de Belice. La estalagmita de la cueva Yok Balum, ubicada cerca de la antigua ciudad maya de Uxbenká, proporcionó un registro climático único con una resolución sin precedentes, permitiendo observar cambios estacionales de un año a otro. El análisis reveló que cambios en la estacionalidad afectaron negativamente la producción de alimentos, vital para las sociedades mayas que dependían de la agricultura y las precipitaciones estacionales.

La investigación arroja luz sobre la disminución de la población y la desintegración política maya al final del Período Clásico, entre 250 y 850 EC. Se encontró que los cambios en la estacionalidad complicaron la siembra y cosecha, desafiando la producción de alimentos. En un periodo de 100 a 150 años, las poblaciones disminuyeron drásticamente, y formas completas de gobierno fueron abandonadas.


Además, el estudio destaca la relevancia contemporánea al abordar los desafíos agrícolas actuales. Con el cambio climático global, la imprevisibilidad de los patrones estacionales está afectando la seguridad alimentaria de las comunidades agrícolas mayas modernas y tiene implicaciones más amplias para las respuestas al cambio climático en los trópicos globales. La agricultura, dependiente de la previsibilidad de las lluvias, se ve amenazada, lo que podría resultar en escasez de alimentos y sufrimiento humano. Este estudio de caso destaca la importancia de adaptarse a la incertidumbre climática en una región que alimenta a más de 2 mil millones de personas.

Más para ti